Download Free FREE High-quality Joomla! Designs • Premium Joomla 3 Templates BIGtheme.net
Casa / Tecno / Hardware / OVERCLOCKING: PORQUE TODOS PODEMOS SER FIERREROS

OVERCLOCKING: PORQUE TODOS PODEMOS SER FIERREROS

En Argentina, la pasión por el automovilismo es innegable. Si bien quien les escribe no ha sido bendecido por el hada madrina de la mecánica, en el mundillo de Internet pertenezco al reducido grupo (reducido por la poca gente que participa, no por cuestiones de exclusividad) de los fierreros.

Al igual que cuando se modifica un vehículo, el objetivo de la práctica conocida como overclocking es obtener un mayor rendimiento en nuestro hardware. Entiéndase por “mayor rendimiento” una mejora en la velocidad dada por el aumento en la frecuencia de reloj a la que trabaja el dispositivo que estamos overclockeando.

Normalmente en una PC se puede hacer overclock al CPU o al GPU siendo más usual el primero de ellos. Aunque también se puede overclockear un Smartphone, una tablet o incluso hasta un auto (porque eso de reprogramar y “chipear” los autos no es ni más ni menos que un overclock físico, básicamente).

Volviendo al tema particular de las computadoras, ya sea que se trate de una CPU o una GPU debemos decir que existen varias formas de realizar esta práctica, la regla esencial a tener en cuenta es la siguiente:

FRECUENCIA DE RELOJ = FSB*MULTIPLICADOR

Donde FSB son las siglas de Front Side Bus, el cual es ni más ni menos que el bus que utilizan para comunicarse entre si el motherboard y el CPU.

Hace unos cuantos años, si el usuario quería overclockear su equipo debía necesariamente acceder al BIOS, buscar las opciones correspondientes a los ajustes del CPU (¡siempre y cuando el motherboard soportara esta característica! te estoy hablando a vos PC Chips) y estudiar cuidadosamente cuáles eran las opciones que se debían modificar.

Hoy en día, afortunadamente los fabricantes de motherboards se dieron cuenta de que colocar en sus productos “un botón que hiciera andar todo más rápido” es muy bien recibido por sus usuarios, de modo que así nacieron tecnologías como OC Genie de MSI que con solo tocar un botón ordena al motherboard que busque automáticamente una configuración de overclock estable que no cause problemas como pantallazos azules o excesos de temperatura.

Guardo buenos recuerdos de procesadores como los Athlon XP (nombre en clave Palomino) y los no tan antiguos Phenom II – procesadores como el 955 o el 965, el primero de ellos denominado Black Edition que era la forma de AMD de indicar que ese procesador tenía el multiplicador desbloqueado para facilitar su overclocking – y por parte de Intel, de los definitivamente no tan antiguos Sandy Bridge, como los i5 2500k o el i7 2600k (el primero de ellos una verdadera joya en lo que a precio/rendimiento se refiere), y otro montón más de ambas marcas que ahora mismo no recuerdo.

Si bien hasta acá suena todo muy lindo, pero nos convendría aclarar algunas cuestiones:

¿Cuáles son los beneficios del overclocking?

Podemos obtener mayor rendimiento en el dispositivo overclockeado. Una práctica muy común utilizada por gamers o usuarios de software muy pesado, es utilizar los perfiles de overclocking que incluyen algunos motherboards modernos (como la ya mencionada OC Genie de MSI). En los dispositivos móviles podemos incluso realizar lo opuesto: disminuimos la frecuencia de reloj (práctica denominada underclocking) para que el procesador reduzca su consumo, y así podemos ahorrar batería

¿Qué necesito para realizar overclocking?

En el caso de que estemos overclockeando en una PC debemos conocer a fondo el BIOS o el UEFI de nuestro motherboard para saber qué parámetros podemos modificar. En el caso de los dispositivos Android, necesariamente debemos ser root porque el proceso requiere un kernel que permita modificar los parámetros del procesador, además de aplicaciones como SetCPU que permiten realizar el overclocking propiamente dicho.

¿Cuáles son los riesgos de overclockear algo?

Todos estamos de acuerdo en que si nunca realicé ejercicio, no puedo de buenas a primeras correr una maratón sino que necesito estar preparado. Con el overclocking ocurre lo mismo: si vamos a overclockear una CPU o GPU debemos asegurarnos de que el dispositivo cuenta con la refrigeración adecuada (los disipadores stock no son recomendables para dispositivos overclockeados) y si vamos a overclockear un smartphone o tablet, lo ideal sería setear un perfil para que cuando apaguemos la pantalla o lo dejemos cargando disminuya la frecuencia de reloj para evitar sobrecalentamientos. De no tener en cuenta estas consideraciones, podemos terminar con un hermoso pisapapeles chamuscado.

Y hasta acá llegamos por ahora. En un próximo artículo trataré de contarles un poco más sobre mis experiencias personales en la materia – las cuales han sido muy gratas – y nos adentraremos en el mundillo del overclocking extremo que además de ser mucho más emocionante (y riesgoso) suele ser también competitivo.

Antes de retirarme hasta la próxima te pregunto: ¿Has hecho Overclocking alguna vez o solamente lo “miraste de lejos”?

¡Muchas gracias por leer!

Por favor comparta con sus redes:

Ver tambien

Épico trolleo a Sundar Pichai mientras exponía en el Congreso de Estados Unidos

El CEO de Google, Sundar Pichai expuso este martes 11 de diciembre ante los congresistas …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Twitter
Instagram
Msj/Ws +54 9 353 656 6464 - +54 9 353 411 7500 - Villa Maria - Cordoba - Republica Argentina